La orientación del color

Muchas veces la selección del color se realiza únicamente por los gustos y preferencias personales, sin tener en cuenta la influencia de sus efectos psicológicos y emocionales. Los colores tienen un papel importantísimo en la creación y decoración de ambientes.

Antes de escoger un color, haga un reconocimiento del ambiente, definiendo objetivos estéticos y funcionales. Evalúe de qué forma la luz incide en las paredes de la estancia que pretende pintar. Observe el color a la luz que normalmente usa en esa estancia (luz natural, fluorescente, neón, halógeno, etc.). También existen diferencias de color en función de la estación del año y de la orientación norte sur de las ventanas.

A continuación encontrará algunas pistas que deberá tener en cuenta en la aplicación de colores.
Elevar el techo
Pinte el techo de un color más claro que las paredes.
Rebajar el techo
Pinte el techo de un color más oscuro que las paredes.
Disimular objetos
Pinte la pared de fondo en el mismo tono del objeto que pretende disimular.
Destacar objetos
Pinte la pared de fondo en un color contrastante con el objeto que pretende destacar.
Alargar un pasillo
Pinte los extremos del pasillo (paredes menores - paredes al fondo del pasillo) y el techo con un color más oscuro que las paredes (laterales) que acompañan al sentido del pasillo.
Alargar las paredes
Divida horizontalmente la pared en dos colores. Si quisiera, en esa separación, puede aplicar una barra decorativa. Para conseguir un alargamiento de las paredes, el tono de la parte superior debe ser más claro que el de la parte inferior.
Acortar la pared
Situación inversa a la referida anteriormente. El tono de la parte superior debe ser más oscuro que el de la parte inferior.
Made on
Tilda